Las listas de espera sacuden al Gobierno de Moreno

Las listas de espera sacuden al Gobierno de Moreno

En Andalucía hay 45.331 pacientes que llevan más de un año en lista de espera para operarse, a junio de 2023. Es un 174% más que hace un año, y uno de los datos más llamativos de la estadística publicada este miércoles por del Sistema Servicio Andaluz de Salud (SAS). El tiempo medio de demora de una operación quirúrgica fue de 118 días en junio de 2022, y un año después es de 144 días.

Andalucía tiene al 12% de su población -más de un millón de personas- pendiente de una operación o de una consulta con un especialista. Se sitúa por encima de la media nacional en la tasa de pacientes en espera de intervención quirúrgica (23,24 pacientes por 100.000 habitantes frente a los 17,55 del conjunto del país).

El Ministerio de Sanidad llevaba un año y medio sin actualizar las listas de espera sanitarias, alegando “un problema técnico”, mientras regateaba las críticas de los sindicatos del sector y de los partidos de la oposición. Las cifras publicadas hoy muestran un brusco empeoramiento de la sanidad pública en el último año, aunque la consejera, Catalina García, responde que los datos son una muestra de que “el sistema funciona”: “Hay más presupuesto, más médicos y más infraestructuras y por tanto , se hacen más diagnósticos, se derivan más pacientes a especialistas y se programan más operaciones”, explicó.

En total hay 203.375 andaluces en lista de espera quirúrgica -53.300 más que hace un año (150.034)-, de los cuales 134.749 tenían prioridad para la cirugía porque su intervención está incluida en la ley que garantiza los plazos en salud pública. En 2022, el 14% de los pacientes pendientes llevaban más de seis meses esperando, un año después es el 25% de un número aún mayor de afectados. Por especialidades, destaca neurología con uno de los mayores tiempos de espera (213 días); o la espera de 125 días para operarse de una hernia, frente a los 70 días de junio de 2022.

De todos los datos que han trascendido, el incumplimiento del límite legal de plazos para la cirugía es el que más preocupa al Ejecutivo de Juan Manuel Moreno, porque el sistema podría “colapsar” si todos esos pacientes se quedaran fuera del plazo máximo legal. -90, 120 o 180 días, según el tipo de operación- fueron a parar a la sanidad privada, pasando la factura al SAS, tal y como marca el decreto andaluz que garantiza los plazos. El pasado mes de junio, ya había 36.004 andaluces fuera del plazo legal, un 227,5% más que hace un año (10.992).

Dimisiones y protestas

La publicación de los datos de SAS ha quitado la plácida estabilidad al Ejecutivo morenista, que la próxima semana afronta el debate sobre el estado de la comunidad en el Parlamento. Todos los grupos de la oposición se han preguntado “qué está pasando” en la sanidad pública, por qué se ha disparado el número de pacientes pendientes de cirugía con un “presupuesto histórico” en el Ministerio de Sanidad -en palabras de la Junta- y pese a haberse articulado en los últimos meses varios planes de choque para reducir las listas de espera (todos ellos ligados a convenios con clínicas privadas para derivar pacientes).

El PSOE ha apelado a los “millones de euros” invertidos precisamente en estos planes de choque –“¿adónde se ha ido el dinero, para qué sirvió?” – y, junto a Adelante Andalucía, ha exigido la dimisión del consejero. Vox ha señalado directamente a Moreno como responsable. “La responsabilidad del Gobierno andaluz es del presidente, soluciones parciales como la salida del consejero, no. Si hay que pedir una dimisión es la del presidente. La atención sanitaria merece consideración”, afirmó su portavoz parlamentario, Manuel Gavira. Desde Andalucía y Adelante han denunciado el número de andaluces que se han visto obligados a contratar seguros privados -“los que podían permitírselo”- porque no podían seguir soportando más retrasos en la sanidad pública.

La oposición de izquierdas ha insistido en convocar un debate general sobre la sanidad andaluza en el Parlamento, pero el PP andaluz ha utilizado su mayoría absoluta para cerrarle el paso. “Un debate general está suscitado por una situación de extraordinaria importancia, como ocurrió con la pandemia. ¿Es de extraordinaria importancia la situación sanitaria actual en Andalucía? Consideramos que no”, afirmó el portavoz parlamentario popular, Toni Martín, acusando al PSOE de “querer generar alarma”.

Huelva, el mayor retraso medio

Los tiempos medios de espera para una intervención quirúrgica han aumentado de 110 a 139 días en un año, por encima de la media nacional (112).

Por provincias, el tiempo medio de demora de una cirugía ha crecido mucho más en los distritos sanitarios más pequeños: la espera media de una intervención quirúrgica en Huelva a junio de 2022 era de 89 días y un año después es más del doble: 189 días; Jaén -que ya programa citas con el especialista para 2025- ha pasado de 111 días a 169; en Almería el retraso ha aumentado de 112 días a 148; y Cádiz pasa de un retraso de 71 días a 116.

En Sevilla hay 48.895 pacientes esperando una intervención, un 35,36% más que hace un año (12.774 personas más). De ellos, 8.399 (17,1%) llevan más de un año esperando ser llamados para su intervención. El hospital Virgen del Rocío, el más grande de Andalucía, triplica el número de personas en lista de espera y de pacientes fuera del plazo legal para operarse.

En Granada, los dos principales hospitales empeoran sus cifras: Virgen de las Nieves y San Cecilio aumentan en 2.000 personas el número de usuarios en espera de ser operados. La provincia de Granada tenía 20.067 pacientes pendientes en 2022 -2.013 fuera de plazo- y un año después contabilizaba 23.811 en total, y 3.450 fuera de plazo.

Málaga tuvo el año pasado 24.723 pacientes en espera -1.319 retrasados- y un retraso medio de 77 días en la cirugía; Un año después hay 32.107 personas pendientes -2.965 retrasadas- y un tiempo medio de espera de 88 días. En el Hospital Regional de Málaga, de referencia para unos 750.000 pacientes (incluye el Hospital Civil, el Hospital General -antiguo Carlos de Haya- y el Hospital Materno Infantil), los que están en lista de espera quirúrgica han aumentado un 29%, y el El retraso medio para ese grupo ya es de 200 días. En junio de 2022 el promedio fue de 193 días. Una quinta parte (2.325) lleva más de un año esperando su turno.

Esta cifra, que marca el número de pacientes que han superado los 365 días en lista de espera, ha pasado de 59 a 216 en el Hospital de la Axarquía (casi cuatro veces más), de 75 a 700 pacientes (diez veces más), y de 62 a 1.146 (18 veces más) en el Hospital Costa del Sol, que atiende a unos 387.000 habitantes de Marbella, Fuengirola, Estepona o Mijas, entre otros municipios.

En Almería crece la lista de espera para una intervención quirúrgica en los tres grandes hospitales: La Inmaculada (+77%), Poniente (+46%) y Torrecárdenas, que cuenta ya con 9.078 pacientes esperando una operación (+33%), casi un tercio de ellos durante más de un año (+50%), y un retraso medio de 209 días. En cambio, las listas de espera para consultas ambulatorias se reducen en El Toyo, Poniente y Torrecárdenas, y sólo crecen en La Inmaculada.

Cádiz ha experimentado el incremento más brusco en un año: 19.623 pacientes en espera -768 tarde-, que un año después alcanza los 30.314 -6.144 tarde-, con un retraso medio de 116 días.

En Córdoba había 13.838 andaluces en lista de espera para operarse en 2022 -con 361 fuera de plazo- y un año después hay 17.683 pacientes -923 fuera de plazo- y un retraso medio de 73 días.

La lista de espera en Huelva contaba con 10.232 pacientes a la espera de ser intervenidos; hoy hay 14.834 pacientes. Hace un año había 1.175 llegadas tardías, y hoy son 5.987, con un tiempo medio de espera de 189 días.

Jaén ha pasado de 12.232 operaciones pendientes -1.403 caducadas- a las 17.269 actuales, con 5.033 caducadas, y un tiempo medio de retraso de 169 días.

El espejo del PSOE en 2018

Las listas de espera recién publicadas en Andalucía son peores que hace un año, pero mejores que hace cinco años, cuando gobernaban los socialistas. La Junta se aferra a la comparación sistemática con los datos de 2018 -un momento crítico para la sanidad andaluza que contribuyó a la expulsión del PSOE tras 37 años en el poder- y sostiene que hay un 43% más de inversión en Sanidad que entonces, un “presupuesto récord , el más alto de la historia regional” -14.246 millones de euros, el 30,5% de las cuentas para 2024-; que la plantilla ha pasado de 90.000 a 125.000 trabajadores sanitarios, y que el número de nuevas infraestructuras también ha crecido en cinco años.

Los sindicatos reprochan al Ejecutivo un “excesivo triunfalismo”, denuncian “incumplimientos” en los acuerdos firmados a principios de año en materia laboral -“que no se reflejan en el proyecto de presupuestos para 2024”- y acusan a Sanidad de seguir perpetuar los contratos por días y meses que tanto criticó el PP desde la oposición.

El consejero responde que los déficits del sistema sanitario son estructurales, equiparables al resto de comunidades, y pone el acento en la falta de médicos disponibles, reclamando más plazas MIR al Ministerio de Sanidad. “Nunca antes tantos médicos y enfermeras habían salido de Andalucía hacia otras comunidades y países con mejores condiciones y salarios. Eso no ocurría hace cinco años, lo suficiente como para hablar de herencia envenenada. Llevan cinco años en la Junta», protestó hoy la portavoz socialista, Ángeles Férriz.

Han colaborado en esta información. Néstor Ash, Antonio Morente y Álvaro López.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *