“Tengo las mismas funciones, pero se llaman diferente”

"Tengo las mismas funciones, pero se llaman diferente"

“Las cornadas que no son fatales te hacen más fuerte”. Elías Bendodo recordó esta cita del torero Curro Romero -que este viernes cumple 90 años- cuando le preguntaron por su reciente relevo como número tres en la dirección del PP nacional. Fue durante un desayuno informativo organizado por Europa Press en Sevilla para conmemorar los cinco años del primer Gobierno de Juan Manuel Moreno en Andalucía, en coalición con Ciudadanos y con el apoyo de Vox.

Se trata del primer acto público del dirigente malagueño en la capital andaluza tras quedar relegado como coordinador general del PP de Alberto Núñez Feijóo, cargo que le situaba por encima de los vicesecretarios del partido, en el tercer ranking orgánico -después de la general-. secretaria que mantiene. Cuca Gamarra- y que ahora desaparece. Bendodo se mantiene en la dirección nacional como nuevo subsecretario de Política Regional y Municipal y Análisis Electoral, cargo orgánicamente inferior al que ocupaba, pero con facultades ampliadas.

La ex mano derecha del presidente Moreno -y amigo personal- representa la cuota andaluza de la ejecutiva nacional del PP y los cambios que acaba de emprender Feijóo -ascendiendo a Miguel Tellado a portavoz en el Congreso- han puesto en guardia a los populares andaluces. . “El puesto de coordinador general desaparece, pero ahora tengo las mismas funciones, reforzadas y convocadas de forma diferente”, ha explicado Bendodo en tres ocasiones. “Estoy feliz donde estoy, tengo la confianza del presidente Feijóo. “No he pedido volver ni volvería (a Andalucía)”, añadió, negando rotundamente que hubiera pedido a Moreno que volviera a sus antiguas funciones, porque se sentía “incómodo” en Madrid. “Donde uno ha sido feliz no debe volver”, afirmó citando a Joaquín Sabina.

Las palabras de Bendodo han sido claras, pero el mensaje que el presidente Moreno quiso trasladar a Feijóo fue en el propio acto que se ha celebrado hoy en una Sevilla lluviosa. El líder popular no ha acudido a apoyar a su ex número dos, pero sí ha enviado a la plana mayor de su Gobierno, parte de la ejecutiva regional del PP andaluz, altos cargos del Ejecutivo y del Parlamento, diputados, alcaldes y el senador e histórico popular. líder Javier Arenas. “El mensaje a Feijóo es clarísimo: Bendodo es uno de los nuestros y todo el PP andaluz está con él”, analizó uno de los asistentes al acto.

Hasta cinco concejales de la Junta de Andalucía: el portavoz de la Junta y consejero de Medio Ambiente, Ramón Fernández Pacheco, el concejal de Presidencia, Antonio Sanz, la titular de Educación, Patricia del Pozo; de Agricultura, Carmen Crespo y de Justicia, José Antonio Nieto; el presidente del Parlamento, Jesús Aguirre; la vicepresidenta de la Cámara, Ana Mestre; Javier Arenas y un puñado de exdirigentes de Ciudadanos con cargos en el Gobierno y el Parlamento, la mayoría hoy integrada en el PP y el nuevo Ejecutivo morenista: el exvicepresidente y exlíder regional del partido naranja, Juan Marín; los exconcejales Rogelio Velasco, Alejandro Cardenete o la expresidenta del Parlamento Marta Bosquet.

Fuentes cercanas al presidente Moreno han restado importancia a la reubicación de Bendodo dentro del equipo de Feijóo y valoran positivamente que su nuevo rol asuma la labor de análisis y estrategia electoral, una actuación que, aseguran, fue clave en las elecciones andaluzas de 2018. que marcó el fin del ciclo político socialista después de 37 años en el poder.


El Poder Judicial, renovación “imposible”

Precisamente el aniversario que justifica el reencuentro hoy entre Bendodo y Marín es el quinto aniversario de aquel primer Gobierno de Moreno, que hoy mantiene al PP en el poder con mayoría absoluta y a Ciudadanos fuera del mapa político. “Eso no importa. Lo importante era el cambio”, afirmó Marín, quien desveló que dentro del partido naranja “estuve dos años apoyando a compañeros de la dirección nacional porque querían romper el acuerdo con el PP y que el PSOE volviera al Gobierno”.

Bendodo recordó que “negociar con Vox no fue fácil, porque nos hicieron negociar con el que apaga los incendios de los contenedores” (en referencia a Javier Ortega Smith). “Un gobierno de coalición, si funciona, es mejor que un gobierno de mayoría absoluta”, subrayó el dirigente malagueño en memoria de aquel gabinete, para luego señalar las “grandes diferencias” con el actual Gobierno de Pedro Sánchez y Sumar. “No necesitábamos verificadores porque teníamos confianza mutua. Y negociamos con la electricidad y una taquígrafa, no a escondidas en Suiza”, subrayó Marín. “En democracia, el verificador es el pueblo”, añade Bendodo.

El domingo, la vicesecretaria de Política Territorial del PP se sumará a la manifestación convocada por una nueva asociación “en defensa de la igualdad de los españoles” y muy crítica con los pactos de Sánchez con el independentismo catalán. Bendodo ha subrayado que está en juego la separación de poderes y con ella la calidad democrática.

Preguntado por la posibilidad de que PP y PSOE lleguen a un acuerdo en esta legislatura para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), caducado desde hace cinco años, Bendodo lo ha descartado de plano. “El CGPJ se pronunció ayer para decir que el Fiscal del Estado designado por el Gobierno no es el idóneo, que no es aceptable la injerencia permanente del Ejecutivo en el poder judicial. Si el Gobierno quiere, mañana se renovará el Consejo, pero que sean los jueces los que elijan a los jueces. Cuando el PSOE entienda esto, se renovará. Esto no depende del PP, depende de que Sánchez entienda el sentido democrático, que el cuerpo de jueces sea lo más independiente posible del Gobierno. Y hasta que el PSOE no entienda esto la renovación será imposible”, afirmó.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *