Las emisiones de CO2 por la quema de petróleo, gas y carbón aumentan en 2023 y marcan un nuevo récord histórico

Las emisiones de CO2 por la quema de petróleo, gas y carbón aumentan en 2023 y marcan un nuevo récord histórico

Las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por la quema de combustibles fósiles volverán a crecer en 2023. El uso de carbón, petróleo y gas ha liberado alrededor de 36.800 millones de toneladas de CO2, según datos preliminares del equipo científico del Carbon Budget Project. Es un 1,1% más que en 2022 y “un nuevo récord”, concluye este estudio publicado en plena Cumbre del Clima de Dubái.

El mundo sigue esperando el ansiado cima de emisiones. La máxima a partir de la cual girar la curva y empezar a caer. Como reflejan los cálculos del Carbon Budget (en los que participan más de 90 prestigiosas instituciones), el uso de carbón, petróleo y gas por parte de los países sigue aumentando la cantidad de gases que se bombean a la atmósfera. “Se espera que el aumento se vea impulsado por todos los tipos de combustible”.

Estos datos salen a la luz mientras la COP28 en Emiratos Árabes Unidos discute cómo afrontar un abandono de –precisamente– los combustibles fósiles. Una cumbre climática en la que han aterrizado más que nunca representantes de las empresas de petróleo y gas y que está presidida por el director general de la empresa de hidrocarburos emiratí, Sultan Al Jaber. Al Jaber ha tenido que responder a sus propias palabras, reveladas por The Guardian, en las que cuestionaba si existía evidencia científica que respaldara la necesidad de alejarse de los combustibles fósiles, como los que produce y comercializa la empresa que dirige.

Si a las cantidades calculadas por el Proyecto Carbono se le suman las emisiones que provocan los llamados cambios de uso del suelo, como la deforestación, el volumen superará los 40.000 millones de toneladas, lo que implica “un nivel similar al de 2022” y crea un una especie de meseta en los últimos diez años “en lugar del recorte drástico” que se necesita para lograr el objetivo del Acuerdo de París: limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2ºC y hacer todo lo posible para que sea de 1,5ºC.

A esta tasa de emisiones, calcule la papelLa cantidad de CO2 que se puede liberar a la atmósfera para tener un 50% de posibilidades de limitar el calentamiento de la Tierra a 1,5ºC adicionales se gastaría en sólo siete años.

Por tipos de combustible

En cuanto al carbón –que sigue siendo responsable del 41% de las emisiones fósiles–, el trabajo prevé un crecimiento del 1,1% liderado por China y la India. Estados Unidos y la Unión Europea muestran descensos.

Respecto al petróleo –que causa el 32% de las emisiones– se proyecta otro aumento del 1,5%, repitiéndose el patrón respecto de áreas con aumentos y descensos. En cuanto al gas –21% de las emisiones–, el documento muestra un ligero crecimiento del 0,5% con aumentos en EE.UU., India y China y un ligero descenso en la Unión Europea.

Una de las autoras del estudio, profesora de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad de East Anglia, Corinne Le Quéré, explica que estos datos “muestran que los esfuerzos realizados hasta ahora no son suficientes, aunque algunas políticas son efectivas”. . Y luego añade que “el nivel actual de emisiones está aumentando rápidamente la concentración de CO2 en la atmósfera, provocando un mayor cambio climático y aumentando sus impactos más graves”.

China e India aumentan sus emisiones de combustibles fósiles en general, mientras que EE.UU. (-3%) y la UE (-7%) las reducen este año. “En 2023, India tendrá más emisiones procedentes de combustibles fósiles que la Unión Europea”, detalla Carbon Budget.

Los aviones siguen escalando en su recuperación del terreno perdido por la pandemia de la covid-19 y el volumen de gases de efecto invernadero que expulsan aumentará un 28% respecto a 2022

“Entre los puntos más importantes está la acción insuficiente y la lentitud global para reducir el uso de combustibles fósiles”, según el análisis de la consultora de sostenibilidad de la Fundación Investigación del Clima, Ana Hernández. “Esta es una noticia desalentadora, aunque persiste la confianza en que las políticas climáticas pueden ser efectivas”, concluye en declaraciones al Science Media Centre.

El estudio incluye una mirada específica a la aviación y el transporte marítimo internacionales, que representan casi el 3% de todas las emisiones globales de CO2. Los aviones siguen escalando en su recuperación del terreno perdido por la pandemia de Covid-19 y el volumen de gases de efecto invernadero que expulsan aumentará un 28% respecto a 2022. Entre ambos sectores, las emisiones aumentan un 11,9%.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *