¿Quieres saber qué tan rápido envejecen tus órganos? Un análisis de sangre podría decirte

¿Quieres saber qué tan rápido envejecen tus órganos?  Un análisis de sangre podría decirte

Saber con qué rapidez o lentitud envejecen los órganos podría ser crucial para prolongar o salvar vidas. Ahora esto es posible gracias al descubrimiento de un grupo de científicos que estudiaron el plasma sanguíneo.

Mediante un análisis de sangre, investigadores estudiaron los niveles de proteínas plasmáticas humanas de órganos específicos para medir diferencias en el envejecimiento de los órganos, indica un estudio de la Universidad de Stanford publicado este miércoles en la revista Naturaleza.

Los científicos analizaron el envejecimiento en 11 órganos principales: el cerebro, el corazón, el hígado, los pulmones, el intestino, los riñones, los vasos sanguíneos (arterias), los tejidos del sistema inmunológico, el páncreas, así como los músculos y la grasa. Así pudieron estimar la edad de los órganos de 5.676 adultos.

“Descubrimos que casi el 20% de la población presenta un envejecimiento muy acelerado en un órgano y que el 1,7% envejece rápidamente en varios órganos al mismo tiempo”, afirma el estudio.

“El envejecimiento acelerado de un órgano conlleva un riesgo de mortalidad entre un 20% y un 50% mayor, y enfermedades específicas de un órgano están relacionadas con un envejecimiento más rápido de esos órganos”, añade la investigación.

Añade que las personas con envejecimiento acelerado del corazón tienen un riesgo un 250% mayor de sufrir insuficiencia cardíaca.

Además, las personas con envejecimiento cerebral y vascular acelerado tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, afirman los investigadores.

“Estos descubrimientos ayudan a predecir enfermedades y efectos del envejecimiento”, dice el documento.

Cómo los científicos predecirán las enfermedades

Los científicos utilizarán los datos obtenidos para entrenar modelos de aprendizaje automático para estimar la edad cronológica en diferentes grupos de humanos de diferentes edades. Con ello conseguirán una “brecha de edad”, una medida de la edad biológica de ese individuo en relación con otros pares de su misma edad en función de su perfil molecular.

“Varios estudios han demostrado asociaciones entre las diferencias de edad y el riesgo de mortalidad u otros fenotipos relacionados con la edad, lo que respalda la hipótesis de que la diferencia de edad contiene información sobre el envejecimiento biológico relativo”, dicen los investigadores.

“Sin embargo, se sabe poco sobre cómo los órganos humanos cambian molecularmente con la edad. “La comprensión molecular del envejecimiento de los órganos humanos es de vital importancia para abordar la enorme carga de enfermedades del envejecimiento y podría revolucionar la atención al paciente, la medicina preventiva y el desarrollo de fármacos”, añade.

¿Comes muy rápido? Un médico explica por qué podría ser perjudicial para la salud

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *