Si crees que el gluten te hará daño, es posible que te sientas mal.

Si crees que el gluten te hará daño, es posible que te sientas mal.



Rafa López
vigo

04/12/2023 a las 11:31

hora central europea


Algunas personas que no lo son Las personas celíacas o alérgicas al trigo reducen la ingesta de alimentos con gluten porque creen que esta proteína, presente en las semillas de muchos cereales, provoca ciertos síntomas gastrointestinales. A estudiar publicado el pasado martes en la revista médica “The Lancet Gastroenterología y Hepatología” ha observado que esta sensibilidad puede deberse en parte a una efecto nocebo: la anticipación negativa de una sustancia o tratamiento, lo contrario del efecto placebo. La mera idea de ingerir gluten provoca más síntomas en quienes tienen esta sensibilidad.



Los científicos (Marlijne CG de Graaf et al.), del campo de la psicología y la medicina. sistema digestivo, y pertenecientes a instituciones de los Países Bajos y el Reino Unido, investigaron los efectos de la expectativa de ingesta versus Ingesta real de gluten sobre los síntomas en personas con sensibilidad al gluten no celíaca. El estudio fue aleatorizado, doble ciego (ni el experimentador-observador ni el sujeto del experimento conocían el origen de la muestra ni el tratamiento durante la experimentación) y con control con placebo. Se llevó a cabo durante tres años y medio con 165 personas.

Como se utilizaron dosis de gluten cuatro rebanadas de pan en dos comidas. La expectativa junto con la ingesta de El gluten fue la principal fuente de síntomas en las primeras 12 horas de la ingesta de gluten, y estos síntomas fueron mayores después de la comida que después del desayuno (en el desayuno solo hubo una exposición al gluten/nocebo, en el almuerzo el estímulo se repitió antes del desayuno durante las primeras 12 horas de la ingesta de gluten). segunda vez en 8 horas).

“La combinación de la ingesta esperada y real de gluten tuvo el mayor efecto sobre los síntomas gastrointestinales, lo que refleja un efecto nocebo, aunque no se puede descartar un efecto adicional del gluten”, explican los investigadores en su interpretación del estudio. Nuestros resultados requieren más investigaciones sobre la posible participación de interacción intestino-cerebro en sensibilidad al gluten no celíaca”, aclaran.



Cuando se le preguntó sobre este estudio, Javier Molinamédico asistente del Servicio de Aparato Digestivo de la Hospital San Pedro de Alcántara (Cáceres), destacó que este trabajo cumple “cumple con el más alto estándar de calidad y metodológicamente es incuestionable”.

En declaraciones a SMC, Molina recuerda que “ya existe evidencia acumulada sobre la importancia del efecto nocebo en intolerancias alimentarias y en pacientes con alteraciones del eje cerebro-intestino”, como síndrome del intestino irritabley que los resultados de este estudio “están en línea con esta evidencia, subrayando la importancia del efecto nocebo (expectativas negativas) como co-causa de síntomas comunes en la mitad de los pacientes con sospecha de intolerancias alimentarias”.

“Este estudio proporciona evidencia científica sólida que respalda la terapia psicologica con la intención de corregir expectativas y creencias equivocadas en el tratamiento multidisciplinar de trastornos del eje cerebro-intestino”, resume el médico.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *